PERFIL del MALTRATADOR

Los hombres que presenciaron o sufrieron maltrato siendo niños tienen muchas más posibilidades de ser violentos en sus relaciones íntimas que los hombres que no fueron testigos de maltrato en las relaciones de los padres. Los hombres que beben alcohol o consumen drogas tienen más probabilidades de golpear a su pareja que los que no consumen. Los hombres maltratadores han sido clasificados como “pit-bulls” o dependientes, y “cobras” o dominantes.
Los pit-bulls en general manifiestan sus conductas violentas únicamente en sus relaciones íntimas, mientras que los cobras son proclives a la agresión generalizada.

El cobra o dominante.

De difícil tratamiento con terapia psicológica:
1. Es muy probable que sea agresivo con todo el mundo.
2. No depende emocionalmente de otra persona, pero insiste en que su
compañera haga lo que el quiere.
3. Es más propenso a amenazar con cuchillos y armas de fuego.
4. Se calma internamente según se vuelve agresivo.
5. Suele tener antecedentes delictivos, penales o de conductas
antisociales.
6. Tiene dificultad para identificar y describir sus sentimientos.
7. Presenta conductas celotípicas (se muestra celoso y controlador).
8. Abusa de drogas y alcohol.
9. No experimenta culpa después de sus episodios violentos.
10. No es capaz de comprender el sufrimiento de otras personas.

El pit-bull o dependiente.

Tiene algún potencial para al rehabilitación:
1. Presenta la característica de doble fachada (una imagen en público y
otra en privado).
2. La conducta violenta se produce exclusivamente en el contexto
íntimo.
3. Tiende a minimizar su conducta violenta (quitarle importancia).
4. Recurre a la teoría de la provocación externa.
5. Siente remordimientos después de cada episodio violento.
6. Tiene dificultad para identificar y describir sus sentimientos.
7. Presenta conductas celotípicas (se muestra celoso y controlador).
8. Tiene un humor cambiante (puede variar de un momento a otro).
9. Puede graduar su conducta violenta, de modo que no deja huellas.
11. Experimenta culpa después de sus episodios violentos.
12. Suele tener proyectos poco realistas para el futuro.
13. Tiene miedo a que lo abandonen.
14. Su objetivo principal es obtener sumisión y obediencia.
15. Utilizan largos monólogos y técnicas de lavado de cerebro con la mujer.
16. Critica a su pareja, la humilla y pone a los hijos en su contra.
17. Utiliza ataques verbales y/o supresión del apoyo emocional (indiferencia).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s